La respuesta a la crisis comienza con el liderazgo

Posted By
Pasquale Abruzzese
Vice President, Global Manufacturing

Cuando ocurre una crisis, es importante que todos en una organización tengan una dirección clara y comprendan los objetivos. Los líderes de toda la organización deben sentir que la organización los respalda a medida que toman decisiones para proteger a los empleados, sus familias y comunidades, al mismo tiempo que continúan cumpliendo con los clientes y ejecutando operaciones de la manera más eficiente posible.

La mejor manera de hacerlo es establecer protocolos, publicarlos y ponerlos a disposición de todos en la organización. Esto proporciona una guia, con una lista de verificación clara de las acciones a tomar. Pero, lo que es más importante, proporciona un lenguaje y un marco común, algo en lo que los líderes de todos los niveles pueden confiar mientras trabajan para garantizar operaciones seguras en sus instalaciones. Pueden sentirse seguros y capacitados para tomar medidas y escalar problemas según sea necesario dentro de ese marco.

El requisito de un conjunto común de protocolos también se extiende más allá de las fronteras de la organización. Una empresa depende de su cadena de suministro para proporcionar bienes y a sus clientes para recibirlos, y si no pueden hacerlo, la empresa no podrá producir en todo su potencial, si es que lo hace.

En los primeros días de la actual pandemia del COVID-19, Aptiv reconoció la necesidad de tales protocolos. Teníamos planes de respuesta de emergencia que se habían utilizado para abordar crisis anteriores, como los brotes de H1N1, y los actualizamos de manera significativa para aplicarlos a la crisis actual. Los Protocolos de Operaciones Seguras resultantes ahora están disponibles públicamente.

Al mismo tiempo, establecimos una cadena clara de liderazgo centrada en el COVID-19, desde el CEO hasta los equipos de respuesta a emergencias en cada una de nuestras instalaciones. Esto garantiza una coordinación, comunicación y ejecución consistentes en todos los temas relacionados con nuestra respuesta al COVID-19.

Cuatro niveles de preparación para una pandemia en el sitio

Fundamental para el lenguaje común fue identificar cuatro niveles de preparación para una pandemia en las instalaciones. Guiados por los mandatos específicos del país y las condiciones globales, los cuatro niveles determinan cada aspecto de nuestros protocolos, desde la evaluación previa de empleados y visitantes hasta el distanciamiento social, la limpieza y desinfección.

Nivel 1: Preparación. En este nivel básico, la incidencia de la enfermedad es de preocupación mínima o nula para las agencias de salud pública locales y nacionales. No se han identificado casos dentro del país. Siempre son necesarios hábitos de vida saludables, buena higiene personal y manejo adecuado de los alimentos.

Nivel 2: Cautelar. La incidencia y/o gravedad de la enfermedad es motivo de preocupación para las agencias de salud pública locales y nacionales. Ha habido un número limitado de casos en el país, propagación limitada o nula de persona a persona, y un impacto mínimo en la infraestructura del país y los sistemas de salud.

Nivel 3: Serio. La incidencia y/o gravedad de la enfermedad es motivo de grave preocupación para las agencias gubernamentales y de salud pública locales y nacionales. Las alertas de salud pública están vigentes, las acciones de salud pública se recomiendan o son obligatorias, y los viajes están restringidos. Hay evidencia confirmada de transmisión generalizada de persona a persona en el área, y la infraestructura del país puede verse comprometida.

Nivel 4: Severo. Este es el nivel más alto de la enfermedad, y la gravedad de la incidencia está afectando críticamente las operaciones. Las medidas obligatorias de Salud Pública y del Gobierno están vigentes, y las cuarentenas son obligatorias. Existe una alta incidencia de propagación de persona a persona, nuestras instalaciones se ven comprometida y los sistemas de Salud están abrumados.

El tiempo es crítico

Saber cuándo pasar de un nivel a otro es clave para responder a una crisis de manera adecuada, y las organizaciones que visualizan esto estarán mejor preparadas para enfrentar la crisis.

A medida que se extendió la pandemia actual, Aptiv adoptó un enfoque muy cauteloso, emitió una prohibición global de viajes a principios de febrero e incremento el nivel de preparación y reacción de las instalaciones antes de que el COVID-19 llegara a esos países. Este "sesgo de acción" alentó a nuestros líderes a tomar medidas para establecer un mayor nivel de preparación, y como resultado experimentamos menos casos entre nuestros empleados.

A medida que avanzamos, actuaremos como un solo equipo. Al mantenernos transparentes, podemos permanecer totalmente alineados, de modo que ninguna persona se sienta sola en estos tiempos inciertos.

¿Deseas obtener más información sobre el protocolo de seguridad y el plan de pandemia de Aptiv? Descargalo aqui.

Story Attachments (1)